Si quieres mejorar la apariencia de tu sonrisa existe un abanico de posibilidades que en este post te resumimos.

PIGMENTACIONES DENTALES

Ciertos alimentos y hábitos, como el tabaco, depositan pigmentos en la superficie de los dientes, provocando un color non deseable.
Mediante la utilización combinada de polvo de bicarbonato y un spray específico es posible eliminar dichos pigmentos.

BLANQUEAMIENTO DENTAL

Este tratamiento consiste en aplicar determinados productos blanqueantes sobre la superficie de los dientes.
Estos productos, activados mediante una lámpara específica penetran en la superficie del diente disolviendo los pigmentos de su interior y dando como resultado una sonrisa más blanca.
Suele ser un tratamiento inocuo, aunque en las primeras fases puede generar cierta sensibilidad al frío.

CARILLAS DE PORCELANA

Son láminas finas de cerámica que se adhieren sobre la superficie de los dientes.
Se utilizan en casos que necesitamos corregir: el color, la forma, el tamaño (microdoncias, dientes conoides), diastemas, y textura de una forma muy conservadora, puesto que prácticamente no se tocan los dientes.