Un buen mantenimiento de tu salud bucodental para por una técnica básica y efectiva a la hora de cepillarse los dientes que se convierta en una rutina a repetir tres veces al día.

En este post os detallamos una rutina que cumple esos principios y que, de manera tranquila y comprensible, explicamos a nuestros pacientes:

  • Empezar siempre por la misma región de tu boca, y de ahí hacer siempre el mismo recorrido.
  • Colocar el cepillo en sentido oblicuo, dirigiendo las cerdas entre la encía y el diente.
  • Rotar el mango del cepillo, así “barre” la placa.
  • Repetir varias veces este movimiento por cada diente/2 dientes.
  • En la cara interna/lingual de los dientes anteriores, no se puede colocar correctamente el cepillo de manera oblicua, es mejor colocarlo en línea recta y hacer movimientos de vaivén en vez de rotación.
  • Una vez limpiadas todas las caras accesibles con el cepillo, hay que limpiar las caras que se encuentran en contacto mediante el uso de seda dental, o cepillos interproximales.

Es mucho más fácil llevar un correcto mantenimiento si se sigue una buena rutina, ante cualquier problema no dudes en contactar con nosotros.